Machismo Marista

Publicado: Jueves, 22 de Mayo de 2008 23:07 por Autor: Izquierda Unida de Candelario en Articulos de Opinión
20080522230710-machismo1.jpg

Pues sí, a unos alumnos del Colegio de los Maristas de Salamanca se les ocurrió, en las fiestas de colegio, hacer un espectáculo al estilo Full Monty y la cosa salió divertida, los participantes eran diecisiete: siete chicas y diez chicos. Lo que nunca imaginaron era que a las chicas cuando fueron en septiembre a matricularse no les aceptaran su solicitud.

Naturalmente los chicos no tuvieron problemas. El hecho de hacer el tímido streap-tease (sólo llegaron a quedarse en ropa interior) puede ser discutible, gustar o no, aunque a mí me parezca una gracia sin más intención, pero lo que no tiene discusión es la discriminación que el colegio ha cometido al no admitir a las chicas y sí a los chicos.

Este colegio religioso, que está subvencionado por la Junta de Castilla y León, durante la investigación de los hechos, interrogó aplicando a las alumnas castigadas “el tercer grado”, con preguntas ofensivas, afirman los padres.

Si el colegio hubiera tratado a todos los alumnos, independientemente de su sexo, de la misma forma podríamos hablar de un exceso, de una medida inquisitorial, de la aplicación de un método totalitario, pero a esto hay que añadir dos agravantes. Uno, que es un colegio subvencionado y por lo tanto funciona con fondos públicos y los que lo dirigen lo hacen en nombre de una religión sin encomendarse a quien les paga (la Junta de Castilla y León) y dos, que el castigo es discriminante en razón del sexo de los alumnos, incumpliendo, entre otras, la ley de igualdad.

Que discrimine la Iglesia no me causa ninguna sorpresa, basta considerar los derechos y obligaciones de las monjas en relación con los sacerdotes. Sin embargo es inadmisible que lo hagan con jóvenes estudiantes, ajenos a la institución y provocando, precisamente, una precedente educativo de difícil justificación.

Esperemos que los entes públicos, por ejemplo el nuevo Ministerio de Igualdad, tomen cartas en el asunto. Todavía no estamos en una teocracia y también los curas tienen que someterse a las leyes, normas y conductas propias del país donde viven.

Salud y República

RGAlmazán

Comentarios  Ir a formulario

iucandelario