20080518205924-llamazares-05.jpg

El Ejecutivo de Rodríguez Zapatero incumple sistemáticamente la obligación legal de que el máximo responsable del CNI acuda a la ‘comisión de secretos oficiales’ al menos una vez al año y semestralmente los ministros que gestionan gastos reservados

Madrid, 18 de mayo de 2008.-

El coordinador general y diputado de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, ha registrado una proposición no de ley en el Congreso por la que la Cámara insta al Gobierno a que "promueva el establecimiento de un procedimiento de comparecencia periódica del director general del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) ante la Comisión correspondiente del Congreso, que haga compatible el carácter reservado de la información con el imprescindible control parlamentario en democracia".

Llamazares toma esta iniciativa después de que durante la pasada legislatura el director del CNI sólo acudiera en dos ocasiones al Congreso de los Diputados, una de las cuales, en relación al caso de los vuelos ilegales de la CIA en aeropuertos españoles, a petición de Izquierda Unida.

La Ley del CNI señala que la llamada Comisión de Gastos Reservados del Parlamento (conocida coloquialmente como ‘comisión de secretos oficiales’) "conocerá los objetivos de inteligencia establecidos anualmente por el Gobierno y el informe que, también con carácter anual, elaborará el director del CNI de evaluación de actividades, situación y grado de cumplimiento de los objetivos señalados para el periodo anterior".

Llamazares valora que “el incumplimiento es descarado y deja en evidencia los mensajes de transparencia y de información precisa de los que tanto gusta alardear el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero”.

Esta circunstancia se agrava si se tiene en cuenta que la ley marca, además, que ante esa misma comisión deben comparecer de forma semestral los ministros de Defensa, Interior y Asuntos Exteriores, dado que manejan en sus respectivos departamentos cantidades de dinero destinadas a gastos reservados, lo que también se incumple de forma sistemática.

En su proposición, además del caso de los vuelos de la CIA, Gaspar Llamazares recuerda otros como el de las conversaciones del Gobierno y ETA en Zurich durante la tregua o la actividad concreta de los servicios de inteligencias de las Fuerzas Armadas de EE.UU desde base españolas de utilización conjunta, incluyendo la detención irregular y traslado desde una de las mismas de un militar norteamericano, “que hubieran requerido explicaciones puntuales y la comparecencia del máximo responsable del CNI ante la ‘comisión de secretos oficiales’.

Por todo ello, como ni siquiera es suficiente que exista una obligación legal de comparecer, Llamazares no sólo insta al Gobierno a establecer el citado nuevo “procedimiento de comparecencia periódica del director general del CNI” sino que la iniciativa registrada incluye otro apartado para que “el Congreso de los Diputados a través de los cauces reglamentarios regule un procedimiento singular de control parlamentario del CNI ante acontecimientos relevantes que lo requieran”.

Comentarios  Ir a formulario

iucandelario