20080424154837-humilladero.jpg

El acceso a la ermita debe estar preparado para la próxima procesión de El Cristo
AD/MT/24-4-08
Las lluvias torrenciales, caídas durante el presente mes de abril, han demorando el desarrollo de las obras de mejora que el Ayuntamiento de Candelario está realizando en el entorno de la ermita del Humilladero. La gran cantidad de agua que se ha ido acumulando en esa zona de la localidad ha impedido que la empresa adjudicataria de la actuación pudiera cumplir el plazo de ejecución, establecido en poco más de un mes. Teniendo en cuenta que el próximo 1 de mayo debe llevarse a cabo la procesión del Cristo de Candelario, con inicio en el Humilladero y final en la iglesia parroquial, el Consistorio a instado a la empresa a que agilice las obras "al menos, para que tengamos acondicionado el acceso al Humilladero desde la calle Mayor y la procesión se pueda llevar a cabo con normalidad", aseguró ayer el alcalde de la localidad, Germán Martín.

Las obras de la zona del Humilladero consisten en la sustitución de las tuberías de abastecimiento de agua y alcantarillado "que se encontraban muy deterioradas", según informó el alcalde, así como la reposición del empedrado, que también se había ido deteriorando por el paso del tiempo y, sobretodo, de los vehículos.

La actuación se va a completar con la reposición del pavimento en la vía de acceso al pabellón municipal de deportes desde la plaza del Humilladero. Con ello, "lo que queremos es mejorar esa zona, que es la más transitada del pueblo y por la que pasan la mayor parte de los visitantes", afirmó Martín. Las obras van a requerir una inversión de 180.000 euros con cargo a los planes subvencionados por la Diputación de Salamanca, aportando el Consistorio el 30 por ciento de dicha cantidad. El Ayuntamiento también va a mejorar otras calles ubicadas en la zona alta de la localidad.

Artículo extraído de: bejarnoticias.com

Comentarios  Ir a formulario

iucandelario